Fondo Marino

La península en la que se encuentra Alcúdia abarca una zona costera de unos 30 kilómetros de longitud, rodeada de espacios naturales y protegidos como el Cap del Pinar y podemos hallar en ella una rica flora y fauna marinas. La variedad tipológica de las playas y calas que la conforman y los espectaculares acantilados permiten disfrutar de diversos fondos marinos.

En lo referente a flora marina, destaca la Posidonia Oceánica, que es una planta que vive exclusivamente en el Mar Mediterráneo donde configura los característicos prados o algares submarinos. Estos algares estructuran el espacio de los fondos marinos donde viven, produciendo diversidad de hábitats que son colonizados por diferentes seres vivos. Es aquí donde numerosas especies vegetales y animales pueden encontrar protección y cobijo.

Por otro lado, estos prados juegan un importante papel ecológico con su entorno, son productores netos de materia orgánica y de oxígeno, que exportan a su alrededor, participan en la depuración del agua, fijan los sedimentos, contribuyen a la protección de las playas atenuando las olas y en Baleares son su principal fuente de arena.

La Vaqueta (Serranus scriba): Es una especie de la familia de los serránidos, como el mero, que luce una mancha azul inconfundible en el vientre. De comportamiento tranquilo y poco esquivo, es un atractivo depredador de otros peces. 

Esponja amarilla (Clathrina clathrus): Esta llamativa esponja hace circular una y otra vez, a través de su complejo sistema de conductos, las limpias aguas que la rodean, filtrándolas para obtener así su escaso alimento diario.

Anémona (Anemonia sulcata): Sus zigzagueantes tentáculos barren su pequeña parcela para así capturar, en su pegajosa y urticante superficie, cualquier animalillo o fragmento de materia orgánica de la que alimentarse.