Evolución de la Muralla

Bastiones del S.XVI

Bien entrado el siglo XVI las murallas medievales se tuvieron que adaptar a un nuevo armamento, la artillería. A partir del reinado de Felipe II se propuso la construcción de un nuevo recinto amurallado, ya que ni las torres ni los muros permitían la ubicación de piezas de artillería de calibre medio, por lo que se construyeron varios bastiones superpuestos a las torres, para aumentar su anchura y permitir la instalación de estas piezas. El proyecto se materializó a lo largo del s.XVII a partir del diseño de Vicenç Mut. Actualmente se conservan el Bastión de Xara y el de la Vila Roja. 

 

Muralla Renacentista: Los Baluartes

El nuevo recinto que rodeaba las anteriores murallas, era de planta cuadrangular irregular y estaba formado por 5 bastiones y cuatro accesos. Los Baluartes eran 8: el de Sant Antoni, Sant Lluís, Santa Teresa, Sant Felip, Santa Maria, Sant Ferran; el Baluard de la Reina y el del Rei. También contaba con un foso exterior.

El diseño de este nuevo recinto quedó obsoleto en el s.XVIII debido a los avances tecnológicos en armamento, por lo que dejó de tener interés militar y provocó la progresiva degradación del mismo durante el s.XIX.

Actualmente sólo se conserva el Baluarte de Sant Ferran, que forma parte de la Plaza de Toros, así como el trazado del de Santa Maria, que acoge las instalaciones de una escuela pública (Escola "Porta des Moll") y algunos restos muy deteriorados de los baluartes del Rei  y de la Reina

¿Dónde está?