La Aparición de la "Al-Qudya" islámica

Los primeros contactos de los musulmanes con las Baleares datan de inicios del s.VIII, momento en que las Islas estaban bajo influencia bizantina. En el año 707 se produjo un saqueo previo a la conquista islámica del año 902, dirigido por Adb Allah ibn Musa ibn Nusayr. Desde esta fecha se estableció, presumiblemente, un pacto que conllevaba una relación de tipo fiscal con la población balear.

La época islámica en Mallorca puede dividirse en 5 fases, en función de razones de historia política e institucional: época califal (903-1015), la taifa Denia-Baleares (1015-1087), taifa de las Islas Baleares (1087-1115), época almorávide (1115-1203) y por último la época almohade (1203-1229).

A principios del s.X y bajo el Califato Omeya de Córdoba, Mallorca cambió de soberanía y pasó de estar bajo influencia bizantina a estarlo bajo la musulmana. La conquista islámica representó una ruptura con los esquemas de organización de la población y del territorio vigentes. Las nuevas poblaciones se establecieron en el territorio rural, donde fundaron alquerías y rafales, creando nuevos espacios vinculados a nuevos modos de explotación del entorno, estrechamente determinados por la posibilidad de captar recursos hídricos. Entre estas alquerías estaba la de Al-Qudya, que significa "la colina" y pertenecía al distrito o juz (división administrativa) de Bullansa (actuales Pollença, Alcúdia, Campanet, Sa Pobla y parte de Escorca). Mallorca fue dividida en 13 juzs y a través del Llibre del Repartiment de Mallorca (1232), se conoce la existencia de esta alquería y se constatan otros topónimos de origen árabe en el municipio como Alcanada, Guinyent, Tacàritx, Xara, Gatamoix  y Biniatria.