GATÓ

El Gató es un pastel artesano elaborado desde tiempos antiguos. Se trata de un postre tradicional, de forma circular y se sirve acompañado de helado. Tiene un sabor intenso a almendra, su principal ingrediente.

Su nombre deriva del francés gâteau (pastel) y tiene su origen en la comida gala del siglo XVIII, aunque los pasteles realizados con almendra se consumían con anterioridad.

Según explica Miquel Ferrà i Martorell en el libro “La cocina de la revolución Francesa y las Islas Baleares”, este pastel que ha quedado como patrimonio original isleño, nació de una simbiosis entre la cocina francesa (que aportó el arte de cocinarlo) y la mallorquina (que aportó la materia prima gracias a las grandes extensiones de almendros).