SOBRASADA Y BOTIFARRÓ

La Sobrassada de Mallorca es un producto cárnico crudo curado, elaborado con carnes seleccionadas del cerdo, picadas, condimentadas con sal, pimentón y con otras especias.  La antigua necesidad de conservar la carne hizo que se desarrollaran diversos procedimientos para alargar su vida útil.  La primera referencia histórica del nombre de sobrasada la encontramos en un documento datado en el 1403 procedente de Sicilia, donde se describe un envío de alimentos, entre ellos se cita explícitamente a las sobrasadas.

A finales de 1993, el Govern de les Illes Balears, reconoció la Denominación Específica Sobrassada de Mallorca y a principios de 1996, la Unión Europea la protegió con la denominación de calidad: Indicación Geográfica Protegida que amplía la protección concedida inicialmente en España al conjunto del territorio de la Unión Europea.

El Botifarró también es un producto cárnico  cocido que se elabora con carne de cerdo picada, anís, especias y piñones. Tiene una forma cilíndrica y alargada de unos 10 centímetros y con un diámetro que oscila entre los 2 y 4 centímetros.