ACEITE DE MALLORCA

Tanto el cultivo del olivo como el consumo de aceitunas y de aceite son tradicionales en Mallorca.  Ya en los tiempos de la dominación árabe de la Isla había una gran producción y exportación de este producto típicamente mediterráneo.  Con los años fue adquiriendo más importancia tanto por el consumo interno como por tratarse de un elemento de trueque.

Fue en la Exposición Universal de Barcelona de 1888 cuando obtuvo su gran reconocimiento internacional, cuando el aceite de Mallorca recibió la medalla de plata.   Tuvo que pasar más de un siglo hasta que en el 2002 obtuvo la Denominación de Origen con el nombre de Oli de Mallorca. Se trata de un aceite de oliva virgen extra obtenido del fruto Olea Europea L, de las variedades mallorquina o empeltre, arbequina y picual.

La Serra de Tramuntana tiene un papel fundamental en la producción de este aceite, primero porque gracias a ella la isla goza del clima ideal para el cultivo del olivo y segundo porque la Serra es uno de los lugares donde existe más producción de este aceite.

En Alcúdia se elabora un aceite de gran calidad en la Finca de  Es Guinyent, donde la marca de aceite SOLIVELLAS tiene su centro de producción.

OLI SOLIVELLAS